Belleza
5 Hierbas para una piel Radiante

5 Hierbas para una piel Radiante

Todo el mundo quiere conseguir una piel radiante y perfecta. A menudo intentamos conseguirla de una manera equivocada, aplicando en nuestra piel gran cantidad de productos de belleza cargados de químicos nocivos que van a hacer bastante daño a nuestra piel.

Manzanilla

La manzanilla es uno de los milagros de la naturaleza. Aunque hay gente que la asocia a cuando se encuentra enfermo para aliviar problemas estomacales, hay que indicar que cuenta con unos increíbles beneficios para nuestra piel.
El alfa-bisabolol – un compuesto que se encuentra en la manzanilla – reduce la apariencia de líneas y arrugas de expresión, acelera el proceso de curación de la piel en caso de llagas o heridas, y posee propiedades antiirritantes y antiinflamatorias.

La aplicación de una taza de infusión fría de manzanilla para lavarnos la cara o la aplicación de bolsitas de infusión sobre la piel, es una de las maneras más eficaces para aprovechar los beneficios sanadores de esta planta.

Hamamelis

El Hamamelis (Avellano de Bruja) es un arbusto originario de Norteamérica que puede llegar a medir hasta 7 metros de altura.

Las propiedades medicinales del hamamelis derivan de su riqueza en taninos y flavonoides que le proporcionan propiedades antisépticas, astringentes, antiinflamatorias y hemostáticas.

Sus beneficios se deben principalmente a los altos niveles de ácido tánico que contiene. En su forma destilada, el hamamelis ha sido recomendado desde hace años como un remedio tópico efectivo para el acné, ya que a diferencia de muchos productos comerciales que se usan para combatir el acné, el hamamelis es suave y no produce sequedad cuando se utiliza para tonificar y limpiar la piel con tendencia acnéica.

Aloe Vera

El aloe vera se ha convertido en una de las hierbas más populares para el cuidado de la piel de todo el cuerpo.

Al igual que el hamamelis, el aloe vera es otro remedio natural reconocido para luchar contra el acné. Sus propiedades antiinflamatorias ayudan a reducir el tamaño del grano, mientras que sus propiedades antimicrobianas matan las bacterias.

Rico en vitamina C y en vitamina E – dos de las vitaminas más importantes para nuestra piel – el aloe vera es otro de los milagros de la naturaleza para lograr una piel sana y radiante.

Caléndula

La caléndula es una planta de la familia de las margaritas que, al igual que el aloe vera y el hamamelis, posee propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antivirales.

Es también un agente vulnerario que ayuda a curar heridas, calmar la piel dañada y  aliviar las quemaduras solares.

El aceite de caléndula también resulta muy útil para tratar el eczema.

Lavanda

La lavanda es famosa por su efecto relajante y antistress, aunque también es una planta que ayuda a calmar la piel.

Es rica en un compuesto llamado linalol que ayuda en la cicatrización de la piel, y al mis o tiempo detiene la degeneración tejido epitelial, lo que hace que la piel se mantenga firme y sin arrugas.

Y no solo es una planta maravillosa para luchar contra el antienvejecimiento, sino que también estimula el crecimiento de nuevas células de la piel, , cura heridas, cicatrices, acné y eczema.

Sus propiedades antivirales, antibacterianas, antiinflamatorias y antisépticas hacen que la lavanda sea una indispensable en nuestros nuevos productos de belleza.

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *