Nutrición
La importancia de una alimentación sana

La importancia de una alimentación sana

La importancia de una alimentación sana
Encontrar la dieta perfecta ha preocupado a las personas desde tiempos inmemoriales, pues ha quedado demostrada, en el transcurrir de la civilización humana, la importancia de una alimentación sana en la longevidad y calidad de vida de mujeres y hombres.

Una alimentación sana rejuvenece la piel

En los últimos tiempos, el secreto de lucir una piel tersa y joven se ha asociado al consumo de alimentos altos en vitamina E, como los vegetales de hojas verdes, la zanahoria, el aceite de oliva, entre otros. Según científicos, la piel no solo debe protegerse de forma externa, sino también de adentro hacia afuera, o sea, de acuerdo a lo que ingerimos. En este sentido, el agua adquiere especial interés, pues hidrata este órgano y evita así, su agrietamiento precoz.

Evita la obesidad con una alimentación sana

La obesidad, una de las enfermedades más temidas actualmente, en la mayoría de los casos constituye un resultado de los malos hábitos de alimentación, como el consumo excesivo de carbohidratos simples y la escasa ingesta de alimentos antioxidantes. Trae consigo un sinfín de padecimientos crónicos como diabetes, trastornos cardiovasculares y aumento de la presión arterial.

Por otra parte, el hecho de querer combatir la obesidad de una manera brusca, puede conllevar al daño irreparable de la piel y al padecimiento de enfermedades psiquiátricas como la bulimia o la anorexia, que ponen en peligro la vida humana.

Una clave exitosa para lograr un peso correcto, es aumentar el consumo de carbohidratos complejos, que dotan al organismo de la energía necesaria y al mismo tiempo ingresan una serie de nutrientes imprescindibles. En este caso, se encuentran los garbanzos, frijoles y lentejas, que producen una sensación de llenura y sustituyen así, a las pastas, el arroz y los panes no integrales.

Otro consejo valioso, es evitar la ingesta excesiva de grasas saturadas, que además de la obesidad, puede provocar el aumento del colesterol, entre otros problemas de salud. En su lugar, podemos utilizar el aceite de oliva o los aceites de semillas.

Beneficios de una alimentación sana

Ser cuidadosos con todo aquello que ingerimos resulta una gran protección contra las enfermedades, además de que garantiza un sueño tranquilo, renovador, un embarazo saludable, reduce el riesgo de sentir angustia, ansiedad, depresión, así como anemia y dolores musculares.

Ingerir la cantidad correcta de alimentos también resulta clave para mantener una alimentación sana, pues, contrario a lo que creen muchas personas, comer en pocas cantidades aumenta la ligereza, evita la pereza, la fatiga, y dota al ser humano de una gran disposición para realizar ejercicios físicos, lo que constituye el complemento ideal para una dieta saludable.

Es por ello que cada persona debe responsabilizarse con el mantenimiento de un equilibrio nutricional, donde no sobre ni falte nada. Solo así, será posible obtener la armonía “mente sana en cuerpo sano”, estaremos en paz con nuestra apariencia exterior e interior y legaremos a nuestros hijos una salud de excelencia, correctos hábitos de alimentación y mejor calidad de vida.

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *