Ecovida

Desde siempre, los espacios verdes han estado muy cotizados, especialmente en las grandes ciudades. Hoy en día, debido a los altos volúmenes de contaminación y los efectos del cambio climático, estamos cada vez más concienciados. Prueba de ello son las medidas que comienzan a tomarse y el fomento de las zonas verdes.

Mejoran la calidad del aire.

Para mejorar nuestra calidad de vida y el aire que respiramos han surgido inventos como los purificadores de aire. Estos aparatos son capaces de depurar más del 99% de las moléculas inertes en el aire.

Sin embargo, existe un remedio natural mucho más eficaz y ecológico: Las plantas. Prueba de ello son los numerosos jardines verticales

Ventajas de la jardinería vertical.

La explicación de esta nueva moda tan ecológicas es muy sencilla: Suponen un beneficio en nuestra calidad de vida y aportan un valor estético. Además, los muros verdes nos ofrecen otras valiosas ventajas.

Optimización de espacios.

Los jardines verticales nos ayudan aprovechar las fachadas de los edificios. De hecho, cada vez son más las empresas que se dedican a ello, creando verdaderas obras de arte vivas.

De esta forma, conseguimos aprovechar espacios muertos. Ésto resulta muy significativo en lugares donde el metro cuadrado es tan cotizado como en Madrid. La capital cuenta desde hace años con el primero que se implantó en España: El Jardín vertical de CaixaForum.

Decorativo.

Conseguimos adornar cualquier espacio con plantas vivas, lo cual siempre es saludable. Además, no sólo son beneficiosas para la salud sino que realzan y aportan un valor añadido a cualquier rincón: Desde paredes de edificios hasta cualquier pequeño lugar donde queramos colocarlas en nuestro hogar.

Aislante térmico.

Se trata de un magnífico aislante natural. Las plantas sirven de aislante junto con un pequeño espacio que queda entre la placa que las contiene y la pared del edificio. De esta forma, se produce un pequeño espacio de aire que consigue una diferencia térmica de varios grados en el interior del hogar.

Depuración del aire con plantas.

Las plantas son unas magníficas depuradoras del aire naturales. Existen algunas especies que (además) tienen otros muchos beneficios. Por ejemplo: El aloe vera. Se trata de una planta perteneciente a la familia de las suculentas que no sólo nos servirá para depurar el aire que respiramos sino que también es un excelente componente de la cosmética en general.

Los muros verdes en las ciudades.

España.

El CaixaForum de Madrid fue el primero de España. Consta de 460 metros cuadrados lleno de especies autóctonas. En total más de 15.000 plantas. La instalación y mantenimiento sólo requiere agua y nutrientes, sin necesidad de tierra. Se trata simplemente de un muro vegetal enorme instalado sobre una manta que le ayuda a conservar la humedad.

Asia.

El Nanjing Vertical Forest en Asia es uno de los últimos proyectos que hay en la actualidad para llevar a cabo. En esta ocasión, se trata de dos edificios de 200 y 100 metros de altura respectivamente que albergarán 2.500 arbustos y más de 1.000 árboles. De esta forma, se tiene previsto que superen las 20 toneladas de purificación de CO2 del aire al año.

Sin duda, se trata de un enorme avance que ayudará mucho a luchar contra la contaminación.

Ecovida

No todas las plantas son iguales. Aunque todas las plantas ofrecen cierto nivel de purificación del aire, hay algunas que han demostrado su superioridad frente a otras.

En el siguiente listado se pueden ver las 10 plantas, calificadas de 1 a 10 según su capacidad para eliminar vapores químicos tóxicos, su facilitad de cultivo y mantenimiento, su resistencia a las plagas, así como su tasa de transpiración. Una mejor tasa de transpiración ayuda a la planta a trabajar con mayor rapidez y eficacia para purificar el aire.

10 Plantas que deberías considerar para añadir a tu hogar

• Palma Areca (Dypsis lutescens): Nativa de la Isla de Madagascar, la Palma Areca es una planta con gran adaptabilidad que no requiere muchos cuidados. Está considerada una de las plantas que mejor purifican el aire interior de nuestros hogares, al tiempo que libera humedad evitando que se seque el ambiente.

• Rapis o Palmerita China (Rhapis excelsa): Es una palmera muy fácil de mantener y con una buena resistencia a las plagas. Se adapta bien al interior y tiene mucha adaptabilidad frente a la escasez de luz.

• Palma o Palmera Bambú (Chamaedorea seifrizii): Al igual que las palmeras anteriores, esta también es una palmera de muy fácil mantenimiento que no precisa de una gran luminosidad en interiores. Es muy eficaz contra el formaldehído y el benceno de los hogares.

• Ficus Robusta (Ficus elástica Roxb): Aunque este ficus no es de los más indicados par interiores, en maceta controla bastante su crecimiento. Al ficus le gusta mucho la luz, incluso el sol directo. Por lo que requiere un entorno luminoso para poder crecer en condiciones óptimas. El ficus reduce, de manera considerable, las concentraciones de formaldehído de nuestro hogar.

• Dracaena “Janet Craig” (Dracaena deremensis): Es una planta que se cultiva de manera sencilla en el interior, mientras no tenga ni sol directo, ni variaciones bruscas de temperatura ni corrientes de aire. Es una de las plantas más eficaces para eliminar el tricloroetilieno que desprenden las fotocopiadoras.

• Hiedra rastrera (Hedera helix): Aunque la idea que se tiene de la hiedra es como una planta trepadora, hay variedades como la hiedra rastrera, de hojas más pequeñas, que si se usa en interiores. Es una planta muy rústica, que crece en cualquier condición, aunque hay que evitar temperaturas muy altas. Reduce de manera considerable el formaldehído, el benceno y el tricloroetileno.

• Palmera de Roebelen o Palmera enana (Phoenix roebelenii): Es una de las palmeras interiores que presenta una mayor elegancia. Resiste el sol directo, pero también se adapta a la semisombra aunque su color se apaga un poco. Es muy eficaz en la eliminación del xileno en el aire.

• Ficus de hoja estrecha (Ficus binnendijkii “Alii”): Este ficus es de fácil cultivo. Soporta zonas con bajo nivel d eluz, aunque es recomendable que la tenga, soportando incluso el sol de manera directa.

• Helecho espada (Nephrolepis exaltata): El helecho espada necesita grandes cantidades de luz indirecta, aunque también tolera las zonas oscuras. No conviene, como a las plantas anteriores, pulverizarlo ya que sus hojas se pudren. Es muy eficaz para eliminar productos químicos y para humidificar el ambiente, aunque requiere mayores cuidados que las plantas anteriores.

• Espatifilo (Spathiphyllum wallissi): Es una planta que se adapta a zonas que tengan poca luz, pero que crece en mejores condiciones en ambientes luminosos. Conviene evitar los cambios bruscos de temperatura, las corrientes de aire y mojar las flores. Es útil para reducir el formaldehído, el xileno, y el tolueno. También es eficaz en la eliminación del tricloroetileno, acetona y benceno.

Ecovida

Cuando oímos que alguien no tiene microondas en su casa o que lo tiene pero no lo usa..¡¡nos quedamos sorprendidos!!. ¿Cómo, en los tiempos que corren, alguien no tiene microondas o no lo usa?. ¿Cómo se puede vivir y cocinar sin microondas?

¿Por qué deshacerse del microondas?

Los microondas son, sin duda, muy convenientes para recalentar sobras o para descongelar alimentos. Sin embargo, hay que tener claro que hay que pagar un alto precio, en lo que a salud se refiere, por su uso.
La manera en la que funciona el microondas es mediante el uso de un campo electromagnético. Básicamente, hay un magnetrón colocado en cada horno microondas, el cual crea una corriente alterna que actúa sobre los electrones de la comida y provoca su alteración, aumentando su energía cinétca, lo cual crea calor y hace que la comida se cocine.
Este proceso es, básicamente, radiación; en dónde las moléculas ganan o pierden un electrón a través de la ionización. El gran problema de este proceso es que se modifica la estructura molecular de los alimentos.
Este magnetrón, y las microondas que produce, son tan peligroso que todos los microondas modernos deben de tener, al menos, instaladas tres medidas de seguridad. De modo que si se abre la puerta, el microondas se detiene de inmediato.
Cualquiera que haya usado alguna vez un microondas sabe que la comida cocinada de esta forma no sabe, ni por asomo, de la misma manera que si se cocina de forma convencional en cocina tanto eléctrica como de gas, o en un horno.
Tiene la desventaja de que se quema con mayor facilidad. Algunos alimentos toman una textura gomosa y pegajosa. No tienen el mismo sabor. La comida puede tener “zonas calientes” y zonas frías”, debido al calentamiento desigual. Todas estas desventajas a la hora de cocinar con microondas es lo que provoca la ionización.
Otro problema con los microondas es que generalmente se suelen calentar los alimentos en recipientes de plástico. Los plásticos puedes contener Bisfenol-A (BPA) y otros productos químicos que, al calentarse, se filtran en la comida. ¡Todos sabemos lo dañino que es el BPA! Si no lo sabías ten en cuenta que el BPA es un disruptor endocrino que ataca a tus hormonas.

Algunos expertos han relacionado el uso de microondas con:
Leucemia y otros tipos de cáncer.
Cataratas: No es aconsejable mirar dentro del microondas cuándo se está cocinando, ya que la radiación atraviesa la tapa del mismo unas cuántas pulgadas.
Arritmias cardiacas.
Diabetes
Pérdida de nutrientes y daño en alimentos.
Anemia
Niveles altos de colesterol.

Bueno, realmente es un poco terrorífico. Y definitivamente suficiente para sentirme orgullosa de no haber usado el microondas desde hace casi 1 año. Aunque siempre hay quiénes pongan el “pero” a no dejar de usarlo.

¡Pero la comodidad…!
Como hemos dicho…¡¡claro que los microondas son cómodos!!. Pero, afortunadamente, hay maneras de hacer lo que hace el microondas de una manera más segura.

Alternativas al uso del microondas

Horno tostador

Si quieres cocinar o recalentar pequeñas porciones de alimento, puedes hacer uso de un horno tostador. Se calienta del mismo modo que un horno normal pero, al ser más pequeño, no necesita tanto tiempo ni gasta tanta electricidad. Es muy útil para calentar o cocinas pequeñas cantidades.

Horno

Tampoco hay que olvidarse del horno convencional, en el caso de no tener un horno tostador. Se pueden almacenar sobras de comidas en envases de vidrio (hay que reconocer que la marca Pyrex® es una de las mejores) e introducirlas en el horno para calentarlas. Hay que tener en cuenta que, aunque Pyrex es muy resistente, no conviene sacar algo del frigorífico y meterlo de inmediato en el horno. El cambio brusco de temperatura podría hacer que el vidrio se rompiese.

Vitrocerámica / Placa de gas:

Hervir el agua o recalentar alimentos, como la sopa, se puede hacer en nuestra vitrocerámica o en la placa de gas. Siendo realistas, en lugar de tener una sopa caliente en 2 minutos, si lo hicieras en el microondas, la vas a tener en 10. ¿Y qué?. Estás ganando en salud. Y en esos 8 minutos seguro que se te ocurre algo que hacer en la cocina mientras esperas.

Agua caliente

¿Odias darte cuenta de que no has descongelado algo minutos antes de preparar la comida o la cena?. Lo puedes poner en el fregadero con agua muy caliente durante 15 minutos. Hay que indicar que el agua caliente es un caldo de cultivo para las bacterias, pero en ese tiempo las bacterias no van a tener tiempo de crecer, por lo que es un método totalmente seguro.
Aun así, el mejor método para descongelar los alimentos es sacarlos del descongelador y dejarlos en el frigorífico hasta que se descongelen.