Nutrición

Tu cuerpo sabe lo que quiere, solo tienes que aprender a escucharlo y darle de comer lo que necesita. No te obsesiones con modas o con la dieta del momento, eso solo te provocará sentimiento de culpa y hará que tus niveles nutricionales nunca sean los óptimos para estar realmente saludables.

Déjame hacerte unas cuantas preguntas….

¿Te sientes abrumado y frustrado por tratar de descubrir qué alimentos y suplementos son realmente saludables y beneficiosos?.
¿Estás confundido acerca de que dietas ofrecen una salud óptima?. Escuchas que la mejor alimentación es la vegana, pero entonces lees un artículo que habla de las bondades del yogur. Ves un reportaje en la TV en el que te hablan de que el salmón es un superalimento, y entonces un amiga tuya te dice que el salmón está lleno de mercurio. Tanta sobrecarga de informaciones contradictorias te hacen que tengas dudas ante todo. ¿Te suena familiar?.
Al entrar en el círculo de comprar todos los superalimentos y los suplementos habidos y por haber, no puedes dejar de preguntarte… ¿realmente necesito esto?.

Puedes empezar una dieta baja en grasas y en carbohidratos, y con un alto valor protéico. Te puedes interesar por el veganismo, el crudiveganismo, la paleodieta y por las 1001 dietas que pululan por los medios.

Puedes gastarte una fortuna todos los meses en bayas de goji, jugo de noni, aceite de pescado, espirulina… Y llegará un día en que te veas tomando tus 10 suplementos diferentes, bebiendo tu agua de coco y planificando con detalle y escrúpulo tu menú diario. ¿Realmente quieres tener una vida tan controlada?.

Te puedes pasar horas obsesionándote con lo que puedes comer o no, y “fustigarte” porque se te ha antojado un helado el primer día en el que has comenzado tu dieta vegana.

Seamos honestos, los seres humanos hemos sobrevivido miles de años sin todos los “productos saludables” que las compañías actuales nos quieren vender, algunos a un costo bastante elevado. Esto no quiere decir que nunca debes de recurrir a estos productos, sino que debes de hacerlo con cabeza.

Yo realmente creo en los beneficios de los suplementos y los superalimentos, pero todo tiene su tiempo y su lugar. Pregúntate: “¿Estoy recibiendo ese nutriente desde el humilde brócoli o las zanahorias que yo como cada día?”. Y si, después de revisar tu dieta, encuentras alguna deficiencia…conviene que tomes algunos suplementos.

Encontrar tu propia dieta de curación es un viaje de por vida. No te debes de estresar al comprobar todas las opciones que se te pueden presentar. Solo tienes que ir con calma, aprender, crecer y evolucionar.

Ninguna dieta o alimento es el secreto de la salud eterno, sino que realmente es diferente para todos.

No hay una dieta que luche contra el cáncer, hay muchas dietas que pueden combatir el cáncer. Y el nexo común que tienen estas dietas para combatir el cáncer es que no deben contener alimentos muy procesados.

La mejor dieta que puede seguir es aquella que contenga alimentos poco o nada procesados, y que se adhieran al principio simple de la Regla del 80/20.
La Regla del 80/20 viene a decir que conviene que comas un 80% de alimentos poco o nada procesados, y que el 20% restante lo puedes destinar a tus antojos. Esto te dará el equilibro perfecto y armonizará tu cuerpo y tu mente.

Lo que hay que tener muy claro con la Regla 80/20 es que no se puede aplicar en personas que tengan alergias o intolerancias alimenticias, o que tengan graves problemas de salud. Nunca es buena idea para un intolerante al gluten darse un festival de pizzas o pastas con trigo. Esto le puede ocasionar una reacción inmune que le dure varias semanas.

Cuando se trata de elegir que alimentos quieres comer intenta desbancarte de las modas. Recuerda que cada uno somos un mundo, y lo que le sienta bien a una persona a otra le puede sentar fatal. Debes escuchar a tu propio cuerpo y el te dirá lo que debes de comer.

Todo debe de ser consumido en equilibro. Solo relájate, escucha tu cuerpo y deja que el te lleve en tu viaje hacia la curación. No te obsesiones con lo que puedes o no puedes comer, ya que eso te agotará física y mentalmente.
Tu dieta debe de estar en constante evolución, por lo que debes estar probando cosas nuevas todo el tiempo.
10 cosas a tener en cuenta en tu camino hacia la curación sin obsesiones

  1. Come principalmente alimentos poco o nada procesados.

  2. No comas mucho de una cosa (si te alimentas toda una semana de batidos verdes con espinacas deberás tener en cuenta que estas contienen Ácido Oxálico)

  3. Bebe un mínimo de 2-3 litros de líquidos (agua, infusiones, zumos naturales…) al día.
  4. Intenta comer todos los productos orgánicos.
  5. Intenta comprar productos locales.
  6. Si tienes carencias, complementa tu dieta con suplementos.
  7. Lee a conciencia las etiquetas de los alimentos.
  8. No te obsesiones.
  9. Disfruta y saborea tu comida.
  10. Practica la Regla del 80/20.

Ten en cuenta estas 10 reglas y empieza a confiar en tu cuerpo, a valorarlo y a respetarlo.

Belleza

Todo el mundo quiere conseguir una piel radiante y perfecta. A menudo intentamos conseguirla de una manera equivocada, aplicando en nuestra piel gran cantidad de productos de belleza cargados de químicos nocivos que van a hacer bastante daño a nuestra piel.

Manzanilla

La manzanilla es uno de los milagros de la naturaleza. Aunque hay gente que la asocia a cuando se encuentra enfermo para aliviar problemas estomacales, hay que indicar que cuenta con unos increíbles beneficios para nuestra piel.
El alfa-bisabolol – un compuesto que se encuentra en la manzanilla – reduce la apariencia de líneas y arrugas de expresión, acelera el proceso de curación de la piel en caso de llagas o heridas, y posee propiedades antiirritantes y antiinflamatorias.

La aplicación de una taza de infusión fría de manzanilla para lavarnos la cara o la aplicación de bolsitas de infusión sobre la piel, es una de las maneras más eficaces para aprovechar los beneficios sanadores de esta planta.

Hamamelis

El Hamamelis (Avellano de Bruja) es un arbusto originario de Norteamérica que puede llegar a medir hasta 7 metros de altura.

Las propiedades medicinales del hamamelis derivan de su riqueza en taninos y flavonoides que le proporcionan propiedades antisépticas, astringentes, antiinflamatorias y hemostáticas.

Sus beneficios se deben principalmente a los altos niveles de ácido tánico que contiene. En su forma destilada, el hamamelis ha sido recomendado desde hace años como un remedio tópico efectivo para el acné, ya que a diferencia de muchos productos comerciales que se usan para combatir el acné, el hamamelis es suave y no produce sequedad cuando se utiliza para tonificar y limpiar la piel con tendencia acnéica.

Aloe Vera

El aloe vera se ha convertido en una de las hierbas más populares para el cuidado de la piel de todo el cuerpo.

Al igual que el hamamelis, el aloe vera es otro remedio natural reconocido para luchar contra el acné. Sus propiedades antiinflamatorias ayudan a reducir el tamaño del grano, mientras que sus propiedades antimicrobianas matan las bacterias.

Rico en vitamina C y en vitamina E – dos de las vitaminas más importantes para nuestra piel – el aloe vera es otro de los milagros de la naturaleza para lograr una piel sana y radiante.

Caléndula

La caléndula es una planta de la familia de las margaritas que, al igual que el aloe vera y el hamamelis, posee propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antivirales.

Es también un agente vulnerario que ayuda a curar heridas, calmar la piel dañada y  aliviar las quemaduras solares.

El aceite de caléndula también resulta muy útil para tratar el eczema.

Lavanda

La lavanda es famosa por su efecto relajante y antistress, aunque también es una planta que ayuda a calmar la piel.

Es rica en un compuesto llamado linalol que ayuda en la cicatrización de la piel, y al mis o tiempo detiene la degeneración tejido epitelial, lo que hace que la piel se mantenga firme y sin arrugas.

Y no solo es una planta maravillosa para luchar contra el antienvejecimiento, sino que también estimula el crecimiento de nuevas células de la piel, , cura heridas, cicatrices, acné y eczema.

Sus propiedades antivirales, antibacterianas, antiinflamatorias y antisépticas hacen que la lavanda sea una indispensable en nuestros nuevos productos de belleza.

Nutrición

Con el tipo de vida actual es inevitable caer en los alimentos envasados o procesados cuándo andamos cortos de tiempo, que suele ser muy a menudo. Se recurren a pizzas o comidas congeladas para una cena rápida, o a barritas energéticas para saciar nuestra hambre hasta que podamos comer “de verdad”.

Nos guste o no, los productos envasados y procesados se han convertido en una parte muy importante de nuestra industria alimentaria y, en consecuencia, e una parte de muchas de nuestras dietas.
Aunque cada vez aumentan las marcas de productos orgánicos que abogan por evitar las comidas procesadas, la verdad es que la gran mayoría son “venenos” para nuestro organismo.

Hay muchos alimentos envasados que parecen “saludables” porque suelen tener detrás una publicidad totalmente engañosa. Y estos alimentos “naturales y “saludables” esconden aditivos, conservantes y otros ingredientes que no son para nada beneficiosos para nuestra salud.

Pero gracias a iniciativas como la del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) el cuál trabaja para la Comunidad Europea en el control de la veracidad de mensajes publicitarios en el campo de los productos alimenticios, a través del proyecto Bioclaims.

El programa consiste en la identificación de nuevos biomarcadores que certifiquen los efectos y componentes de los llamados “alimentos saludables”, utilizando las nuevas tecnologías biológicas, entre ellas la nutrigenómica. Los resultados obtenidos se utilizarán como base científica en la remodelación de la Legislación Europa sobre “Declaraciones de Salud en los Alimentos”, prevista para el año 2014.

Siempre es preferible elegir productos que tengan pocos ingredientes, y que suelan ser fácilmente reconocibles. Se dice que la mejor prueba para saber si un ingrediente es sano…¡¡es preguntar a tu abuela si lo reconoce!!. Si no es así, es muy probable que el ingrediente sea una sustancia química manufacturada. Otra prueba es si se puede pronunciar o no con facilidad el nombre del ingrediente. Si notas que tienes que tener una titulación en Química para poder pronunciarlo y saber lo que estás diciendo…es mejor que lo evites.

Si por alguna razón tienes que recurrir a alimentos procesados o enlatados, trata de evitar los que aparecen en el siguiente cuadro. Aunque no es una lista exhaustiva, estos son los ingredientes más procesados y menos saludables que nos podemos encontrar.

 

INGREDIENTE

PARA QUÉ ES USADO

POR QUÉ ES MALO

Colorantes artificiales

Compuestos químicos hechos de derivados de Alquitrán de Hulla para mejor el color.

Se relaciona con reacciones alérgicas, asma, fatiga, erupciones en la piel, hiperactividad y dolores de cabeza.

Saborizantes artificiales

Mezclas de químicos de bajo coste que imitan los sabores naturales.

Se relaciona con reacciones alérgicas, dermatitis, eczema, hiperactividad y asma.

Puede afectar a las enzimas, ARN y tiroides.

Endulzantes artificiales
(Acesulfamo- K o E-950, Aspartamo,

Equal®,

NutraSweet®,

Sacarina,

Sweet’n Low®,

Sucralosa,

Splenda®,

Sorbitol,

Eritrol)

Derivados químicos altamente procesados que se emplean como edulcorante de cero calorías para alimentos light.

Pueden afectar negativamente al metabolismo.

Algunos han sido relacionados con el cáncer, alucinaciones, mareos y dolores de cabeza.

Conservantes

(Benzotao de Sodio,

Butilhidroxitolueno, BHT o E-321,

Butilhidroxianisol, ,BHA o E-320,

Butilhidroquinona terciaria, TBHQ o E-319)

Compuestos que preservan las grasas y evitan que los alimentos se enrancien.

Pueden causar hiperactividad, asma, rinitis, dermatitis.

Pueden afectar al balance y a los niveles de los estrógenos.

Aceite Vegetal Bromado

(BVO)

Compuestos químicos que aumentan el sabor de los zumos y refrescos con base de cítricos.

Aumentan los triglicéridos y el colesterol.

Puede ocasionar daños en hígado, testículos, tiroides, corazón y riñones.

Jarabe de maíz
(HFCS)

Alternativa barata que sustituye al azúcar de caña y al de remolacha.

Mantiene la frescura de los productos horneados.

Se mezcla con las bebidas para mantener su dulzura.

Pueden predisponer a que el cuerpo transforme la fructosa en grasa.

Aumenta el riesgo de padecer diabetes Tipo 2, enfermedades coronarias y accidentes cardiovasculares.

No es fácilmente metabolizado por el hígado.

Glutamato monosódico

(Monosodium Glutamate – MSG)

Potenciador del sabor.

Es muy utilizado en aderezos para ensaladas, patatas fritas, platos congelados y sopas.

Puede estimular el apetito y causar dolores de cabeza, náuseas, debilidad, edema, cambio en el ritmo cardíaco, sensación de ardor y dificultad para respirar.

Olestra

Se trata de un sustituto de la grasa con base lipídica Comparte las propiedades físicas de las grasas, pero no es absorbido en nuestro tracto gastrointestinal por lo que no aporta calorías.

Inhibe la absorción de algunos nutrientes, como son las vitaminas liposolubles (A, D, E, y K), y los carotenoides.

Se relaciona con enfermedades gastrointestinales, diarrea, gases, calambres, sangrado e incontinencia.

Grasas y Aceites hidrogenados y parcialmente hidrogenados.
(Aceite de Palma, Aceite de Soja…)

Grasas creadas de manera industrial y más baratas que otros aceites.

Contienen altos niveles de grasas trans, lo que provoca un aumento del “colesterol malo” (LDL) y una disminución del “colesterol bueno” (HDL), lo que contribuye al riesgo de enfermedades del corazón.

Bienestar

La stevia planta originaria de climas tropicales, ha sido utilizado durante siglos por las tribus de Paraguay, Brasil y Bolivia para endulzar las infusiones y los medicamentos tradicionales. Pero es en los últimos años cuándo se ha erigido como un nuevo edulcorante natural para sustituir al peligroso azúcar refinado.
La Stevia es, en su forma natural, de 10 a 15 veces mas dulce que el azúcar común de mesa, mientras que los extractos de Stevia tienen una potencia endulzante de 200 a 300 veces mayor que la del azúcar. Pero lo más interesante de la stevia es que no afecta a los niveles de azúcar en la sangre. Es un edulcorante natural muy bajo en carlorías y con grandes ventajas para los diabéticos.

Algo de historia sobre la Stevia

Fue Antonio Bertoni el primer en descubrir la stevia allá por el 1187. En un principio se pensó que formaba parte de la familia de las margaritas, pero en el 1905 fue clasificada, por Moisés S. Bertoni, dentro de la familía de las Eupatorieae.
En el año 1931, Marc Bridel y R. Lavielle, dos científicos franceses empezaron a investigar los secretos de la stevia. Del extracto de la hoja obtuvieron una sustancia pura, blanca y cristalina que pasaron a denominar Esteviósido. Tras diversas investigaciones determinaron que no causaba efectos tóxicos aparentes en diversos animales de laboratorio.

Durante la II Guerra Mundial, debido a la escasez del azúcar y de otros edulcorantes en Inglaterra debido al bloqueo de los submarinos alemanes, se buscó un substituto que se pudiera cultivar en las Islas Británicas.

El Director del Real Jardín Botanico de Kew comisionó a un botánico llamado R. Melville a investigar las propiedades de la Stevia como una planta posiblemente adecuada para actuar como sustituto del azúcar. Tras su investigación, R. Melville informó de lo siguiente:

“…las hojas de la stevia han sido utilizadas por los nativos de Paraguay para endulzar su yerba mate, y como edulcorante general. Su uso ha sido sugerido, en climas cálidos, para endulzar el tabaco, la cerveza y las bebidas calientes. Más tarde, se barajó la posibilidad de emplear sus hojas o el extracto de la planta para endulzar los alimentos. Dos o tres hojas son suficientes para endulzar una taza de café o té.”
Desde su humilde y oscuro “descubrimiento” en Paraguay, la stevia se ha convertido en un importante producto de exportación y ahora se cultiva en más de una docena de países de todo el mundo.
El país más consumidor de stevia sigue siendo Japón, que empezó a cultivarla en invernaderos en el 1954. Cuando el gobierno japonés, a finales de los años sesenta, prohibió ciertos edulcorantes artificiales por los problemas que ocasionaban a la salud, el uso de stevia como una alternativa natural se incrementó drásticamente.

Los japoneses también han sido pioneros en la purificación de los exractos de stevia con otros glucósidos de sabor dulce. Entre ellos se encuentran los Reabudiósidos A, , B, C, D y E; y el Dulcósido A esteviolbiósido. Son particularmente dignos de mención los Rebaudiósido A y Rebaudiósido E ya que tienen un sabor dulce más refinado que el Esteviósido, el cual tiene un ligero regusto amargo.
Muchos procesos de extracción de glucósidos de la stevia se han patentado en Japón, así como combinaciones de Stevia con otros edulcorantes naturales o sintéticos (los cuáles es mejor evitar).
Una combinación común de edulcorantes naturales es el esteviósido con el extracto de regaliz, conocido como glicirrina, lo que hace que las cualidades gustativas de los edulcorantes mejore.
A día de hoy, la stevia se emplea alrededor del mundo por sus excepcionales propiedades como endulzante natural.

Propiedades de la Stevia

La stevia es una planta con un claro componente antimicótico, hipotensora, vasodilatadora y reforzante del corazón. Es adecuada para bajar el nivel de acidez de la sangre y de la orina, y para problemas de acidez de estómago.
Análisis de laboratorio han demostrado que la stevia es extraordinariamente rica en hierro, manganeso y cobalto. La stevia no contiene cafeína y posee efectos antioxidantes comparables al conocido té verde.
La stevia sin refinar se usa naturalmente como bactericida para trastornos bucales, como pueden ser problemas de encías y garganta irritada.
En cuanto a su uso para cocinar hay que indicar se puede hornear ya que es estable a los 200°C y no se fermenta. La stevia no se hace caramelo al calentarse, ni se llega a cristalizar tal como el azúcar, así que no será útil para realizar ciertos productos de repostería.
Cómo consumirla

Lo ideal es consumirla en su forma natural, y no recurrir a los productos que se comercializan en el mercado. Pero si no tienes tiempo para prepararla o te resulta más cómodo comprarla conviene que compruebes todos sus ingredientes y elijas aquella marca que no incluya edulcorantes artificiales junto con la stevia.

Bienestar

El reflujo ácido o ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico), que es una manera más científica de describir a la acidez estomacal, afecta cada vez a un mayor número de población de los países industrializados.

Mientras que la acidez se provoca cuándo comes algún alimento que no te sienta bien, el ERGE es un trastorno digestivo en el que los jugos estomacales (ácido y enzimas digestivas) fluyen hacia atrás o regresan al esófago. El esófago es el tubo que se encarga de transportar los alimentos que ingerimos, desde la boca hasta el estómago.
En la mayoría de las personas que padecen ERGE, el esfínter esofágico no se cierra correctamente. Permanece relajado entre las degluciones y permite la subida estos jugos estomacales hacia el esófago.

El revestimiento que cubre el esófago no puede tolerar sustancias cáusticas, de ahí que el esófago se inflame. Hay que tener en cuenta que si el ERGE no se trata puede ocasionar daños permanentes en el esófago.

Ciertos alimentos, la nicotina, el alcohol, el embarazo y ciertos medicamentos pueden pueden hacer que el esfínter esofágico se debilite. También el sobrepeso afecta, ya que la grasa abdominal interfiere en la función del esófago.

Los síntomas más claros del ERGE incluyen ronquera, dolor de garganta, ardor, náuseas, regurgitación, presión en el pecho en en la parte superior del abdomen, tos, sibilancias, síntomas de asma y erosión dental. El ERGE también aumenta las posibilidades de contraer cáncer de esófago.

Llegar a la raíz del problema es el paso más importante. Estos son algunos remedios caseros para luchar contra el reflujo ácido.

Bajar de peso

Los estudios demuestran que la pérdida de un 10% de nuestra grasa corporal puede mejorar los síntomas del reflujo ácido.

Apúntate a una Dieta anti-reflujo

Intenta hacer pequeñas mini-comidas a lo largo del día, y masticar muy lentamente.
Elimina alimentos que disminuyan la presión del esfínter esofágico interior: alcohol, ajo, cebolla, menta, chocolate, grasas, quesos fermentados y muy curados…
Evitar los alimentos que irriten la mucosa gástrica: zumos de cítricos, cafeína, salvado de trigo, tomate, condimentos fuertes, pepino…
Es muy importante la temperatura de los alimentos, ya que el frío o calor excesivos irritan la mucosa gástrica.
La forma en la que se cocinan los alimentos también es importante. Conviene pelar las frutas. No cocinar en exceso la carne y evitar que se queme mucho en la parrila. Se desaconsejan los fritos, y las comidas especiadas y condimentadas.
Las carnes blancas irritan menos que las carnes rojas, ya que se digieren mejor y permanecen menos tiempo en el estómago.
Evitar o eliminar completamente la leche de vaca, ya que estimula la secreción del ácido gástrico. Aunque esta regla debería tenerla en consideración aquellas personas que no padezcan de reflujo, debido a los efectos perjudiciales que la leche de vaca puede tener para nuestro organismo.
El alcohol es un enérgico promotor de las secreciones ácidas, por lo que conviene restringir su consumo lo máximo posible.
El tabaco, por su parte, es un importante factor de riesgo para la aparición de úlceras y sus complicaciones.
Otros cambios de hábitos que se pueden incluir en una Dieta anti-reflujo incluyen una actividad física apropiada según la edad y el estado de cada persona. También es muy importante eliminar el stress de nuestra vida.
Come almendras crudas

Las almendras crudas son un alimento alcalino que ayuda a equilibra nuetsro pH gástrico, ya que son una buena fuente de calcio.

Bebe 60 ml de Zumo de Aloe vera sin procesas diariamente

Si no te gusta mucho el Zumo de Aloe Vera puedes combinarlo con algún zumo natural no ácido, como puede ser el de manzana o de uva, para mejorar su sabor.

Procura empezar con una dosis inferior a los 60 ml e ir aumentándola poco a poco, según vayas creando tolerancia al Aloe. Esto te hará prevenir la diarrea, la cuál es un efecto secundario de la ingestión de Aloe Vera.

Comenzar el día con una taza de agua tibia y zumo de limón

Al beberlo con el estómago vacío, y entre 15-20 minutos antes de ingerir cualquier alimento, el cuerpo puede equilibrar de manera natural su nivel de ácidos en el estómago.

Toma 1 cucharada de bicarbonato de sodio disuelto en ½ taza de agua.

El bicarbonato de sodio es un mineral que puede proporcionar bastantes beneficios al organismo. Es más conocido por su uso en repostería, pero es bastante potente para reducir o equilibrar el ácido en nuestro cuerpo.

No tiene un sabor nada agradable pero es bastante efectivo. Es un remedio para usar puntualmente. Y, debido a su contenido en sal, lo deben de evitar aquellas personas que lleven una dieta baja en sodio.

Toma 1-2 cucharaditas de Vinagre de Sidra de Manzana

¿Cómo puede un alimento tan ácido como el vinagre ayudar a las personas que padecen de reflujo?. Después de todo, siempre se ha listado a los alimentos ácidos entre los alimentos a evitar por las personas que padecen reflujo o acidez estomacal. Entonces, ¿cómo nos puede ayudar el Vinagre de Sidra de Manzana?.

No hay ningún estudio que avale que el Vinagre de Sidra de Manzana es efectivo ara tratar el reflujo, pero hay varias teorías que nos pueden ayudar a entender por qué funciona.

Algunos creen que la naturaleza ácida del vinagre ayuda en la digestión descomponiendo las grasas. Otros piensan que el ácido ayuda ayuda a equilibrar la producción del ácido del estómago, o de que podría ayudar a amortiguar el nivel de acidez en el estómago ya que el Ácido Acético (componente principal del Vinagre de Sidra de Manzana) es un ácido más débil que el Ácido Clorhídrico (el ácido producido por el estómago).

Independientemente de estas u otras teorías, la eficacia parece ser cierta debido a la cantidad de personas con este problema que hemos notado alivio al incluir el Vinagre de Sidra de Manzana para controlar la acidez estomacal.

Se recomienda tomar 1-2 cucharaditas de Vinagre de Sidra de Manzana diluido en un vaso de agua antes de la comidas o cuándo haya un ataque de acidez.

Toma una manzana roja después de “comidas problemáticas”

Las manzanas son uno de los mejores tratamientos para la acidez estomacal. Si bien hay 7,500 variedades de manzanas en todo el mundo, la que es más útil para los casos de acidez son las manzanas rojas.

Se ahí que siempre que hayamos comido algo que sepamos que nos puede provocar acidez, conviene recurrir a la fruta que durmió a Blancanieves.

Toma suplementos de Saccharomyces boulardii

La Saccharomyces boulardii es una cepa de levadura tropical que se aisló por primera vez en frutas como el lichi y el mangostán.

Esta cepa tiene un claro componente probiótico específico para el intestino delgado, ya que ayuda a la absorción de vitaminas, las cuáles son claves para una salud digestiva óptima.

Tomar suplementos de Olmo Americano

El Olmo Americano (Ulmus Americana) se ha usado como un remedio herbario en Norteamérica durante siglos. Los nativos americanos usaron el olmo ungüentos para la curación de heridas, forúnculos, úlceras, quemaduras e inflamación de la piel. Por vía oral es útil para aliviar la tos, dolores de garganta, diarrea y problemas estomacales.

El Olmo Americano contiene mucílagos, que son sustancias que se convierten en un gel resbaladizo cuando se mezclan con el agua. Estos mucílagos protegen el tracto intestinal frente a las úlceras y el exceso de acidez.

Toma infusiones de Manzanilla Alemana

La Manzanilla Alemana (Matricaria recutita o M. chamomilla) es un excelente remedio para combatir los efectos del reflujo y de la acidez estomacal. Es un remedio herbal maravilloso para los problemas estomacales de todo tipo. Es relajante, por lo que es una hierba muy útil para el reflujo ácido causado por el stress.

Debido a su contenido de cumarina, la manzanilla puede aumentar el riesgo de hemorragias. Se advierte precaución en personas que tengan trastornos hemorrágicos o que estén tomando medicamentos que puedan aumentar el riesgo de hemorragia.

Incluye el Fenogreco en tus comidas

El Fenogreco o Alholva (Trigonella foenum-graecum), a diferencia de oras hierbas usadas para el reflujo, las semillas del fenogreco son eficaces debido a su forma, no a sus principios activos.
Las semillas del Fenogreco actúan como una esponja para absorber el exceso de ácido estomacal. Dado que se utiliza como un aditivo alimentario, se puede espolvorear sobre la comida.

Hay que tener en cuenta que las semillas del Fenogreco tienen un alto contenido en fibra, por lo que puede causar hinchazón y gases si se usa en grandes cantidades o en dietas bajas en fibra. Ete alto contenido en fibra también puede interferir con la absorción de otras hierbas, por lo que conviene tomarlo, por lo menos, 2 horas antes o después de otros suplementos a base de hierbas o de medicamentos.

Duerme del lado izquierdo

Hay estudios que indican que aquellas personas que padecen ERGE y duermen boca abajo o del lado derecho, causan una presión adicional al estómago que agrava los síntomas.

El formaldehido es una de las sustancias tóxicas más comunes que se encuentran dentro de nuestros hogares. Ya no solo se limita a las morgues o a los laboratorios clínicos, en dónde se usa como conservante; el formaldehído se encuentra en muchos productos de cuidado personal, muebles y materiales de construcción.

El formaldehído está clasificado como un probable cancérigeno humano por la Agencia de Protección Medioambiental de EE.UU.

En 2011, el Programa Nacional de Toxicología (NTP) nombró al formaldehído como un cancerígeno humano en su 12º Informe sobre Cancerígenos.

Ya que pasamos mucho tiempo en el interior, es importante que aprendamos como reducir o eliminar este peligroso producto químico de nuestros hogares.

¿Qué es el formaldehído y por qué debemos protegernos de el?

El formaldehído es una gas tóxico que se utiliza para la fabricación de una gran variedad de productos. Uno de los aspectos más preocupantes del formaldehído es que se encuentra entre los gases que inhalamos con el aire. La sobreexposición al formaldehído puede conducir a muchos problemas de salud, inlcuso al cáncer.

Según la Agencia de Protección Mediomabiental de EE.UU

“El formaldehído es un gas incoloro, de olor acre, que puede causar lagrimeo, ardor en ojos y garganta, náuseas y dificultad para respirar en algunas personas que se hayan expuesto a niveles elevados (superiores a 0,1 partes por millón). En altas concentraciones puede provocar ataques de asma en personas aquejadas de esta dolencia. Hay claras evidencias de que algunas personas pueden desarrollar una sensibilidad al formaldehído. También se ha demostrado que puede causar cáncer en animales y en seres humanos.”

Algunos productos comúnes que pueden contener formaldehído:

Productos de madera prensada como muebles y materiales de construcción como los tableros de partículas, paneles y tableros de fibra.

Productos para el cuidado del cabello, especialmente los alisadores.

Bolsas de plástico.

Cosméticos y cemas faciales que contienen Quaternium-15 (un conservante).

Esmaltes de uñas.

Bolsas de plástico.

Pinturas.

Telas/ropa de planchado permanente.

Cortinas.

Aislamiento de espuma con urea-formaldehído (UFFI).

Pegamentos y adhesivos.

Humo de cigarro, de estufas de gas y de queroseno.

Productos de limpieza.

¿Cómo sé si en mi casa hay formaldehído?

Dado que el formaldehído se ecnuentra en muchos productos, es muy probable que este gas esté presente en tu casa, sobre todo si tienes gran cantidad de muebles de madera prensada.

Si quieres saber exactamente la cantidad de formaldehído que hay en tu casa, se puede probar la callidad del aire interior por medio de kits que venden a través de internet.

¿Cómo evitar y/o reducir el formaldehído en tu casa?

Elige tu mobiliario de manera cuidadosa (y compra madera autentica siempre que sea posible).

Si tienes que comprar productos de madera prensada, elige muebles de exterior. Estos muebles están hechos con resinas fenólicas en lugar de resinas de urea-formaldehído. Las resinas fenólicas emiten, de manera significativa, menor cantidad de formaldehído.

La opción más segura es comprar muebles de madera auténtica y maciza.

Comprar muebles de madera maciza puede resultar más caro, lo sé, pero también hay que tener en cuenta que no son peligrosos y tienen mayor duración que los muebles de madera prensada.

También puedes tener muebles de madera maciza a precios asequibles: busca ofertas de segunda mano, aprende a construir muebles simples, o encuentra maneras de reutilizar piezas de madera que tengas mano.

Abre las ventanas regularmente para permitir que haya renovación de aire.

Airear la casa es una buena práctica, tanto si hay exceso de formaldehído en el hogar como si no. A diario se pueden acumular muchas sustancias tóxicas, y abriendo las ventanas las estámos “invitando” a irse.

No tener una temperatura muy elevada.

Las emsisiones de formaldehído aumentan a la vez que lo hacen la temperatura y la humedad. La temperatura ideal para la calefacción en invierno se sitúa entre 19 y 21º C.

Compra limpiadores ecológicos o haz los tuyos propios.

Hacer tus propios limpiadores te ahorrará dinero y te dará la tranquilidad de saber que no estás empleando productos tóxicos. Los limpiadores comerciales conviene guardarlos en zonas bien ventiladas y alejadas de la sala de estar principal de la vivienda.

¡Haz que tu casa sea un jardín!

Las plantas son unas excelentes purificadoras del aire. De hecho, el uso de plantas es una de las formas más eficaces para eliminar productos químicos nocivos del aire interior.

Entre las plantas que se encuentran en el “top” para eliminar el formaldehído de los hogares se encuentran los helechos y los crisantemos. Otras plantas que son grandes prurificadoras del aire son los tulipandes, filodendros, cintas, palmeras y hiedra.

Para más detalles sobre cómo utilizar las plantas para purificar el aire puedes leer http://simplehomemade.net/using-houseplants-to-reduce-toxins-and-grow-fresh-air/

Instalar un purificador de aire

Este paso puede no ser necesario si vives en una casa con muebles de madera maciza y con muchas plantas. Sin embargo, si te mudas a una nueva casa, siempre peudes considerar esa opción. No todos los purificadores de aire remueven el formaldehido, por lo que deberás fojarte bien en sus características técnicas.

Otros consejos

Lavar ropas, telas y cortinas antes de usarlas.

Evita la ropa que no necesita planchado.

Usa productos cosméticos naturales.

Asegúrate de que las estufas y calentadores estén bien ventilados.

Ecovida

No todas las plantas son iguales. Aunque todas las plantas ofrecen cierto nivel de purificación del aire, hay algunas que han demostrado su superioridad frente a otras.

En el siguiente listado se pueden ver las 10 plantas, calificadas de 1 a 10 según su capacidad para eliminar vapores químicos tóxicos, su facilitad de cultivo y mantenimiento, su resistencia a las plagas, así como su tasa de transpiración. Una mejor tasa de transpiración ayuda a la planta a trabajar con mayor rapidez y eficacia para purificar el aire.

10 Plantas que deberías considerar para añadir a tu hogar

• Palma Areca (Dypsis lutescens): Nativa de la Isla de Madagascar, la Palma Areca es una planta con gran adaptabilidad que no requiere muchos cuidados. Está considerada una de las plantas que mejor purifican el aire interior de nuestros hogares, al tiempo que libera humedad evitando que se seque el ambiente.

• Rapis o Palmerita China (Rhapis excelsa): Es una palmera muy fácil de mantener y con una buena resistencia a las plagas. Se adapta bien al interior y tiene mucha adaptabilidad frente a la escasez de luz.

• Palma o Palmera Bambú (Chamaedorea seifrizii): Al igual que las palmeras anteriores, esta también es una palmera de muy fácil mantenimiento que no precisa de una gran luminosidad en interiores. Es muy eficaz contra el formaldehído y el benceno de los hogares.

• Ficus Robusta (Ficus elástica Roxb): Aunque este ficus no es de los más indicados par interiores, en maceta controla bastante su crecimiento. Al ficus le gusta mucho la luz, incluso el sol directo. Por lo que requiere un entorno luminoso para poder crecer en condiciones óptimas. El ficus reduce, de manera considerable, las concentraciones de formaldehído de nuestro hogar.

• Dracaena “Janet Craig” (Dracaena deremensis): Es una planta que se cultiva de manera sencilla en el interior, mientras no tenga ni sol directo, ni variaciones bruscas de temperatura ni corrientes de aire. Es una de las plantas más eficaces para eliminar el tricloroetilieno que desprenden las fotocopiadoras.

• Hiedra rastrera (Hedera helix): Aunque la idea que se tiene de la hiedra es como una planta trepadora, hay variedades como la hiedra rastrera, de hojas más pequeñas, que si se usa en interiores. Es una planta muy rústica, que crece en cualquier condición, aunque hay que evitar temperaturas muy altas. Reduce de manera considerable el formaldehído, el benceno y el tricloroetileno.

• Palmera de Roebelen o Palmera enana (Phoenix roebelenii): Es una de las palmeras interiores que presenta una mayor elegancia. Resiste el sol directo, pero también se adapta a la semisombra aunque su color se apaga un poco. Es muy eficaz en la eliminación del xileno en el aire.

• Ficus de hoja estrecha (Ficus binnendijkii “Alii”): Este ficus es de fácil cultivo. Soporta zonas con bajo nivel d eluz, aunque es recomendable que la tenga, soportando incluso el sol de manera directa.

• Helecho espada (Nephrolepis exaltata): El helecho espada necesita grandes cantidades de luz indirecta, aunque también tolera las zonas oscuras. No conviene, como a las plantas anteriores, pulverizarlo ya que sus hojas se pudren. Es muy eficaz para eliminar productos químicos y para humidificar el ambiente, aunque requiere mayores cuidados que las plantas anteriores.

• Espatifilo (Spathiphyllum wallissi): Es una planta que se adapta a zonas que tengan poca luz, pero que crece en mejores condiciones en ambientes luminosos. Conviene evitar los cambios bruscos de temperatura, las corrientes de aire y mojar las flores. Es útil para reducir el formaldehído, el xileno, y el tolueno. También es eficaz en la eliminación del tricloroetileno, acetona y benceno.

Bienestar

El aire limpio no sólo es vital para nuestra salud, pero es algo que no solemos tomar en consideración. Es fácil olvidarse de la calidad que tiene el aire que respiramos. Tan fácil como olvidar que estamos respirando, ¡ya que es un acto reflejo que hacemos a cada momento!.

Plantas para reducir toxinas del aire

En los últimos años ha habido una creciente tendencia de crear hogares y edificios eficientes que tengan un buen aislamiento energético. Esto es bueno para disminuir el desperdicio de energía pero muy malo porque atrapa gases tóxicos en los lugares en dónde pasamos una gran parte de nuestra vida.

¿Habéis oído hablar del Síndrome del Edificio Enfermo?. Las quejas más comunes incluyen alergia, asma, irritación de ojos, nariz y garganta, fatiga, dolores de cabeza, trastornos del sistema nervioso y del sistema respiratorio, y congestión nasal.

¿Los culpables?. Cientos de productos químicos volátiles, así como bacterias y hongos peligrosos que quedan atrapados en los edificios y afectan a la calidad del aire que respiramos.

La contaminación del aire de nuestros hogares se está convirtiendo en una gran amenaza para nuestra salud. La emisión de gases de artículos de uso diario en nuestro hogar como muebles, alfombras, electrodomésticos, artículos de limpieza….¡incluso nuestra ropa! provoca químicos increíblemente tóxicos y peligrosos.

La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. ha declarado que la contaminación del aire de interiores es una de las mayores 5 amenazas actuales para la salud.

Muchos de nosotros hacemos todo lo posible para reducir la cantidad de productos químicos que entran en nuestros hogares mediante el uso de productos más naturales, pero simplemente…no es posible evitar estos tóxicos por completo.

En el último año he descubierto que hay una solución, tan simple y orgánica, que te preguntarás…¿por qué no he pensado en ello antes?.

¡Introduce plantas de interior!

Las plantas de interior no son sólo un bonito complemento natural y decorativo para cualquier hogar, sino que también cumplen una doble función. Las plantas de interior son capaces de revitalizar y purificar el aire, mediante la eliminación de vapores químicos y la salida de aire limpio lleno de oxígeno.

Mi comprensión más básica de cómo las plantas son capaces de revitalizar y purificar el aire es que absorben las toxinas en el aire a través de sus hojas y, luego las entregan a los microbios que viven en la rizosfera. Una vez que las toxinas están en la rizosfera, los microbios que residen allí son capaces de destruir esa toxina. De manera sorprendente, esto no daña ni afecta a la planta de ninguna manera.

¿Qué toxinas hay en el aire y de dónde vienen?

La mayoría de los productos químicos de nuestros hogares son las emisiones de los materiales de construcción modernos, así como los materiales que se utilizan para hacer la mayor parte de los muebles y electrodomésticos que utilizamos.

Probablemente no te sorprenderá saber que estos materiales ya no son naturales ni orgánicos. Casi todos son totalmente sintéticos, unidos con colas y resinas, y luego rociados, pintados o recubiertos de otros productos químicos. Una vez en tu hogar, estos elementos liberan vapores químicos del proceso de fabricación directamente en el aire.

Aquí puedes ver algunas de las emisiones de productos químicos y sus fuentes más comunes:

• Formaldehído: Alfombras, cortinas, telas sin necesidad de planchado, bolsas de plástico, productos alisadores de cabello, esmaltes de uñas, muebles de madera prensada.

• Xileno/Tolueno: Adhesivos, pantallas planas de ordenador, impresoras, revestimiento de suelos y paredes, barnices.

• Benzeno: Adhesivos, impresoras, techos de tejas, revestimiento de suelos y paredes, barnices, humo de tabaco.

• Cloroformo: Agua de grifo tratada con plomo.

• Amoníaco: Productos de limpieza, impresoras, fotocopiadoras.

• Alcoholes: Moquetas, alfombras, revestimiento de suelos, barnices, tableros de partículas, cosméticos.

• Acetona: Cosméticos, quitaesmaltes, formularios preimpresos

La mejor opción para evitar todos estos tóxicos es recurriendo a artículos que se realicen con productos no tóxicos y sostenibles. Continuamente hay nuevas opciones ecológicas en artículos que van desde la ropa de cama, alfombras, cortinas, pasando por cosméticos y hasta juguetes de niños. Puede que salgan más caros, pero realmente valen la pena.

Ecovida

Cuando oímos que alguien no tiene microondas en su casa o que lo tiene pero no lo usa..¡¡nos quedamos sorprendidos!!. ¿Cómo, en los tiempos que corren, alguien no tiene microondas o no lo usa?. ¿Cómo se puede vivir y cocinar sin microondas?

¿Por qué deshacerse del microondas?

Los microondas son, sin duda, muy convenientes para recalentar sobras o para descongelar alimentos. Sin embargo, hay que tener claro que hay que pagar un alto precio, en lo que a salud se refiere, por su uso.
La manera en la que funciona el microondas es mediante el uso de un campo electromagnético. Básicamente, hay un magnetrón colocado en cada horno microondas, el cual crea una corriente alterna que actúa sobre los electrones de la comida y provoca su alteración, aumentando su energía cinétca, lo cual crea calor y hace que la comida se cocine.
Este proceso es, básicamente, radiación; en dónde las moléculas ganan o pierden un electrón a través de la ionización. El gran problema de este proceso es que se modifica la estructura molecular de los alimentos.
Este magnetrón, y las microondas que produce, son tan peligroso que todos los microondas modernos deben de tener, al menos, instaladas tres medidas de seguridad. De modo que si se abre la puerta, el microondas se detiene de inmediato.
Cualquiera que haya usado alguna vez un microondas sabe que la comida cocinada de esta forma no sabe, ni por asomo, de la misma manera que si se cocina de forma convencional en cocina tanto eléctrica como de gas, o en un horno.
Tiene la desventaja de que se quema con mayor facilidad. Algunos alimentos toman una textura gomosa y pegajosa. No tienen el mismo sabor. La comida puede tener “zonas calientes” y zonas frías”, debido al calentamiento desigual. Todas estas desventajas a la hora de cocinar con microondas es lo que provoca la ionización.
Otro problema con los microondas es que generalmente se suelen calentar los alimentos en recipientes de plástico. Los plásticos puedes contener Bisfenol-A (BPA) y otros productos químicos que, al calentarse, se filtran en la comida. ¡Todos sabemos lo dañino que es el BPA! Si no lo sabías ten en cuenta que el BPA es un disruptor endocrino que ataca a tus hormonas.

Algunos expertos han relacionado el uso de microondas con:
Leucemia y otros tipos de cáncer.
Cataratas: No es aconsejable mirar dentro del microondas cuándo se está cocinando, ya que la radiación atraviesa la tapa del mismo unas cuántas pulgadas.
Arritmias cardiacas.
Diabetes
Pérdida de nutrientes y daño en alimentos.
Anemia
Niveles altos de colesterol.

Bueno, realmente es un poco terrorífico. Y definitivamente suficiente para sentirme orgullosa de no haber usado el microondas desde hace casi 1 año. Aunque siempre hay quiénes pongan el “pero” a no dejar de usarlo.

¡Pero la comodidad…!
Como hemos dicho…¡¡claro que los microondas son cómodos!!. Pero, afortunadamente, hay maneras de hacer lo que hace el microondas de una manera más segura.

Alternativas al uso del microondas

Horno tostador

Si quieres cocinar o recalentar pequeñas porciones de alimento, puedes hacer uso de un horno tostador. Se calienta del mismo modo que un horno normal pero, al ser más pequeño, no necesita tanto tiempo ni gasta tanta electricidad. Es muy útil para calentar o cocinas pequeñas cantidades.

Horno

Tampoco hay que olvidarse del horno convencional, en el caso de no tener un horno tostador. Se pueden almacenar sobras de comidas en envases de vidrio (hay que reconocer que la marca Pyrex® es una de las mejores) e introducirlas en el horno para calentarlas. Hay que tener en cuenta que, aunque Pyrex es muy resistente, no conviene sacar algo del frigorífico y meterlo de inmediato en el horno. El cambio brusco de temperatura podría hacer que el vidrio se rompiese.

Vitrocerámica / Placa de gas:

Hervir el agua o recalentar alimentos, como la sopa, se puede hacer en nuestra vitrocerámica o en la placa de gas. Siendo realistas, en lugar de tener una sopa caliente en 2 minutos, si lo hicieras en el microondas, la vas a tener en 10. ¿Y qué?. Estás ganando en salud. Y en esos 8 minutos seguro que se te ocurre algo que hacer en la cocina mientras esperas.

Agua caliente

¿Odias darte cuenta de que no has descongelado algo minutos antes de preparar la comida o la cena?. Lo puedes poner en el fregadero con agua muy caliente durante 15 minutos. Hay que indicar que el agua caliente es un caldo de cultivo para las bacterias, pero en ese tiempo las bacterias no van a tener tiempo de crecer, por lo que es un método totalmente seguro.
Aun así, el mejor método para descongelar los alimentos es sacarlos del descongelador y dejarlos en el frigorífico hasta que se descongelen.